No hay nada peor en lo que a estilos se refiere que  querer ser algo que no eres exagerando con el uso y abuso de ciertas modas, aquí 4 errores muy comunes que nos podrían hacer lucir como una verdadera víctima de la moda…

#1.SOBRECARGA DE ACCESORIOS

Aún cuando uno sea amante de los complementos, hay que tener mucho cuidado con la exageración en el uso de los mismos. Se debe partir de la premisa de que para usarlos hay que  buscar cierto equilibrio, tomando lo que a uno le queda bien y desechando el resto. En materia de accesorios nada está escrito, las asesoras de imagen recomiendan ciertas formas y colores según tu fisonomía, pero en la práctica más allá de esto, lo cierto es que a algunas nos gustan más los collares, a otras los aros, pulseras, pañuelos y así un sin fin de preferencias y combinaciones, dónde la clave está además de seguir las recomendaciones de las expertas en saber llevar las cosas y tener cuidado sobre todo en épocas festivas de no parecer un árbol de navidad. Si por ejemplo, te decantas por unos “maxi aros” no deberías combinarlos con un “maxi collar”, es uno u otro, juntos se restarían protagonismo y correríamos el riesgo de vernos recargadas. Así mismo si escogemos unos aretes verdes  lo correcto sería procurar no combinarlos con una chaqueta roja de terciopelo porque podrías verte lista para repartir los regalos de Santa Claus.

Si elegimos un súper brazalete probablemente sea más que suficiente y lo mejor sería tratar de equilibrar el look procurando que el resto de los accesorios sean de un tamaño discreto. Otro tips importante en el uso de accesorios es evitar los que resalten partes que quieras disimular y por el contrario preferir aquellos que distingan o resalten lugares a donde pretendes que se centre la atención.

#2. CONFUNDIR LO VINTAGE CON LO PASADO DE MODA

Hay que tener muy claro la diferencia entre lo “vintage” con las cosas pasadas de moda. El “polka dots” o “estampado de lunares” (sobre todos los blancos y negros) , volvieron del pasado para quedarse, las gafas noventeras con monturas grandes y llamativa, los tank tops o camisetas blancas de tirantes tan de moda en los 80 las seguimos combinando con todo y se siguen viendo bien, los estampados de rayas, los zapatos transparentes reviven de los 90 y hoy los vemos en las colecciones de todas las firmas zapateras de moda. La lista retro es larga y sigue, sin embargo debemos tener en cuenta que el estilo “vintage” hace remembranza al pasado pero llega restructurado , los tejidos han evolucionado , las confecciones son distintas que en antaño si bien en este segmento existen muchas prendas originales de épocas pasadas que podemos seguir usando hay que tener especial cuidado y recurrir a tiendas o vendedoras especializadas en recolectar estas joyas perdidas para no confundirte con la elección de cosas totalmente out y que parezcas vestida con la ropa de tu abuelita.

#3. ROPA QUE NO ES DE TU TALLA

Nada puede arruinar más un look que usar la talla equivocada, tanto si son cosas excesivamente grandes o más común aún, tratar de embutirte esos pantalones que sabes que no te quedan cómodos. Para mí la incomodidad se nota a simple vista, cuando ves a una mujer relajada y  feliz en su ropa, es notorio, por el contrario si nos encontramos con alguien excesivamente apretado , utilizando todo tipo de artilugios para entrar en algo que no le queda es evidente y suele lucir muy mal. Muchas mujeres recurren a artilugios como fajas ultra apretadas que en algunos casos sacan rollitos y crean una figura alejada de la realidad muy forzada y poco natural. Elegir la talla correcta te hará saber qué cosas de las que están en la palestra de la moda realmente se adaptan a tu tipo de cuerpo sin sin sacrificios insoportables. Tal como dicen por ahí… “de la moda hay que elegir lo que realmente te acomoda”.

#4. USAR TENDENCIAS QUE NO COMBINAN CON TU PERSONALIDAD

Cuando te gusta seguir tendencias hay que saber qué cosas te vienen bien y cuáles por el contrario no te quedan o simplemente no se adaptan a tu personalidad o tu estilo de vida. Cuando escoges algo que en el fondo no es tu estilo, se nota, hoy en día existen tantas opciones que no hay para qué tratar de usar justamente el look que sabemos no tiene nada que ver con nosotros. Conocerte a ti misma, saber qué te queda bien es muy importante para sobrevivir a las vitrinas y no morir en el intento como una “fashion victim”. Si por ejemplo no eres de las que se siente cómoda con zapatillas de deporte ni siquiera vestida para el gimnasio, muchos menos podrás usar este estilo de calzado con tu vestido favorito. Otro tips muy importante es ubicarte según tu edad y tu estilo de vida, ir con ultra mini de animal print con tacos aguja al cumple del compañerito de tu hijo de 2 años seguramente no será una buena elección.